EPM e Isagen, líderes nacionales en comercio y eficiencia energética

Submitted by admin on Tue, 03/03/2015 - 11:24

 

 

 

La gestión integral energética se ha convertido en una prioridad para las empresas dedicadas a la comercialización de energía, tras la Ley 143 de 1994, que regula el desarrollo de esta actividad con un marco normativo para la generación, transmisión, distribución y comercialización de electricidad en Colombia.

 

El mercado se clasifica en regulados y no regulados, según indica la ley. El primero de ellos agrupa usuarios industriales, comerciales y residenciales, con gastos de energía inferiores a 100 kilovatios de potencia instalados o demandas menores a 5.000 hora-mes de consumo. Los precios son fijados por la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG).

 

“La fórmula tarifaria incluye el costo unitario (CU) de prestación del servicio. Se compone de generación; es decir, del producto, además de la transmisión, la distribución y la comercialización. Este último incluye facturación, lectura de medidores y atención a los ciudadanos. Los cuatro aspectos sumados definen lo que se le cobra al usuario final”, comenta Jorge Pinto, director ejecutivo de la CREG.

 

No obstante, los consumidores pertenecientes a los estratos 1, 2 y 3 cuentan con un subsidio al costo del servicio, el cual es suministrado por los usuarios de estratos altos, comerciales e industriales, quienes contribuyen con un 20% adicional para el pago de estas tarifas (ver recuadro).

 

El mercado no regulado, por su parte, hace referencia a los usuarios que superan un límite de consumo, lo que hace que puedan acordar la tarifa de suministro de electricidad con el comercializador. Para estar dentro de esta categoría, la demanda promedio mensual de potencia debe ser superior o igual a 100 kilovatios de potencia instalados o 5.000 hora-mes de consumo.

 

Bajo este panorama, dos de las grandes comercializadoras de energía en Colombia vienen desempeñando una labor importante en el sector. Los altos niveles de competitividad, la sostenibilidad ambiental, el uso responsable de los recursos de energía y la implementación de una cultura de optimización son algunas de las políticas que los diferencian en su actividad como comercializadores.

 

Gestión integral energética, el gran reto de Isagen

 

Actualmente, Isagen atiende a alrededor de 278 plantas industriales de todo el país, pertenecientes al mercado no regulado, en los sectores manufactureros, de bienes intermedios y de minería, petróleo y gas.

 

Además de ello, Isagen vende energía a la mayoría de los comercializadores del país, quienes compran mediante licitaciones públicas. Cada año tiene contratos con cerca de 20 empresas que cubren todo el territorio nacional.

 

“Nos caracterizamos por ser líderes en el ofrecimiento de soluciones energéticas, orientadas a la gran industria, que trascienden la entrega de kilovatios de electricidad o MBTU de gas. Esto nos ha convertido en aliados de nuestros clientes, cuya lealtad es prueba de una relación de largo plazo”, comenta Liliana María Zapata, gerente de comercialización de Isagen.

 

Para atender a los clientes finales industriales, la empresa tiene cobertura nacional. Por este motivo dispone de oficinas regionales en las principales ciudades del país. Este es, por lo tanto, un servicio que facilita la atención personalizada.

 

A su vez, Isagen ofrece a los clientes un amplio portafolio de servicios técnicos que van desde el mantenimiento convencional hasta el desarrollo de proyectos de eficiencia energética y de expansión.

 

Esto se logra gracias a una red de socios tecnológicos —integrada por 25 firmas de ingeniería— y cuatro universidades expertas en diferentes áreas de servicios relacionadas con el suministro de energía eléctrica y gas natural. También tiene un portal al que los clientes y socios tecnológicos pueden acceder para realizar todas las transacciones de compra y venta de servicios técnicos. El sitio web se está renovando con el fin de que los usuarios consulten en línea sus consumos de energía.

 

“Le apostamos a la Gestión Integral Energética (GIE) con varios propósitos: lograr mayores niveles de competitividad, obtener procesos productivos más eficientes y contribuir a la sostenibilidad ambiental, disminuyendo las emisiones de dióxido de carbono”, concluye Zapata.

 

Soluciones innovadoras para los clientes

 

Con una participación del 21,11% de la demanda atendida en el país, EPM ocupa un lugar relevante en el sector eléctrico de Colombia. En la actualidad, la empresa lleva luz a 1.861.340 hogares en 123 municipios de Antioquia y en un municipio del Chocó.

 

“Desde el punto de vista de generación, tenemos una energía hidráulica competitiva en el mercado. En cuanto al usuario final, buscamos brindarle opciones para que tenga el servicio y además esté en la capacidad de pagar la tarifa”, comenta Ana Mercedes Villegas, vicepresidenta ejecutiva de Gestión de Negocios de EPM.

 

Para cumplir con estos propósitos, EPM creó una estrategia comercial que abarca varios programas. “Paga a tu medida”, que da la oportunidad a los clientes, en situación de vulnerabilidad, de pagar su cuenta por cuotas es uno de ellos.

 

De esta forma, los usuarios pueden hacer hasta cinco abonos parciales a la factura. La iniciativa facilita el cumplimiento del pago y se ajusta a la capacidad económica de los consumidores.

 

Otra de las alternativas de pago implementadas es la energía prepago, que consiste en la compra anticipada de los kilovatios hora que van a consumirse. Se adquiere a través de pines de $3.000 en adelante. “Esto ha contribuido a que los usuarios sean más conscientes en el uso de la energía, propiciando un ahorro de cerca del 20%. A la fecha, llevamos 160.000 instalaciones de energía prepagada”, afirma Villegas.

 

Y para quienes usan responsablemente los servicios públicos y pagan a tiempo, también hay compensaciones. El programa “Somos” funciona por medio de la acumulación de puntos que pueden redimirse en el pago de la factura de servicios, en compras de gas natural vehicular en las estaciones de EPM o en los catálogos de premios definidos por los establecimientos aliados.

 

“Es un programa innovador, pionero y diferenciado. No lleva al consumo, sino que promueve el comportamiento responsable”, asegura Juan Felipe Valencia Gaviria, gerente de Mercadeo Estratégico de EPM.

 

Todos estos programas de comercialización conducen cada vez más al cumplimiento de los retos propuestos por EPM e Isagen en cuanto a la creación de productos y servicios relacionados con la eficiencia energética. Con la implementación de nuevos esquemas comerciales, además de darle respuesta a la demanda, contribuyen a la universalización y calidad del servicio en el país.

 

 

Descargue Última Edición