Colombia, líder emergente en sostenibilidad energética

Submitted by admin on Tue, 03/03/2015 - 11:45

 

 

A finales de 2014, más de veinte ministros de 23 países y más de cien líderes empresariales de la industria energética y del sector financiero se reunieron en Cartagena para la Cumbre Mundial de Líderes Energéticos, organizada por el Consejo Mundial de Energía (World Energy Council) con el apoyo de Cocme, el comité colombiano del consejo. En este evento se discutieron temas relacionados con la sostenibilidad energética mundial. Después de la exitosa la cumbre, que arrojó resultados positivos para el país, Colombia Energía tuvo la oportunidad de dialogar con Joan MacNaughton, directora ejecutiva del World Energy Trilemma del Consejo Mundial de Energía.

 

El Consejo Mundial de Energía define la sostenibilidad energética con base en una problemática compuesta por tres dimensiones fundamentales: la seguridad energética, la igualdad energética y la sostenibilidad medioambiental.

 

La cumbre, que fue organizada con el apoyo del comité colombiano del consejo y del Gobierno Nacional, y a la cual asistió el presidente de la República, Juan Manuel Santos, permitió a los participantes conocer de primera mano las presentaciones realizadas, así como asistir a las mesas redondas y a las reuniones cerradas en las que se trató el triple desafío del “trilema de la energía”.

 

En el marco del denominado “Trilema Energético Mundial”, el Consejo Mundial de Energía ha desarrollado el Índice del Trilema Energético. Su objetivo es integrar y agregar datos a nivel nacional para dar a conocer el comportamiento de los 129 países participantes en materia energética, así como para medir el desempeño en torno a los tres pilares del trilema y a los atributos de los Estados involucrados. Este índice proporciona un ranking comparativo, en cuanto a la capacidad de los países para garantizar un sistema energético estable, asequible y respetuoso con el medio ambiente, además de destacar los desafíos actuales.

 

Colombia actualmente ocupa el puesto dieciséis en el mundo, convirtiéndose en el país latinoamericano mejor clasificado, después de haber subió ocho lugares en relación con el índice de 2013. El país ha mostrado muy buenos resultados en materia de seguridad energética y sostenibilidad medioambiental, si bien todavía enfrenta importantes desafíos en cuanto a igualdad energética.

 

Durante el evento, Joan MacNaughton, directora ejecutiva del World Energy Trilemma y quien además dirige el Energy Trillema Study Group, dio a conocer su perspectiva sobre el futuro del proyecto que lidera, así como sobre los avances y retos de Colombia a partir de los resultados que arrojó el índice.

 

¿Cómo el Trilema Energético pretende influenciar en el escenario internacional?

 

El Índice del Trilema Energético, que se lanzó en 2011, es una evaluación anual de la eficacia de las políticas energéticas de los países con base en estos tres criterios. Los tres objetivos de la política energética son, en primer lugar, garantizar la seguridad del abastecimiento energético. En segundo lugar, la minimización del impacto medioambiental, tanto en términos de la contaminación como del cambio climático. En tercer lugar, la igualdad energética destaca la importancia del acceso y la asequibilidad de los servicios de energía para los habitantes de un país.

 

No es fácil acertar frente a estos tres criterios al mismo nivel todo el tiempo y todos los países se esfuerzan en este sentido. El objetivo del “trilema” es dar informaciones concretas y un punto de referencia para 129 países. Ahora empezamos a tener información de tendencias que podemos utilizar para ver cuáles países están mejorando y cuales están retrocediendo. De esta manera, el índice puede ser una herramienta poderosa para mejorar la política energética.

 

Nosotros también estamos utilizando el “trilema” para tratar de mejorar el diálogo entre las distintas partes interesadas y así ayudar a cumplir con retos muy difíciles y, muchas veces, contradictorios de la política energética.

 

¿Qué trabajo ha adelantado el Energy Trillema Study Group para promover un futuro energético sostenible?

 

En 2012 entrevistamos a alrededor de cuarenta directores ejecutivos de las compañías más grandes de la industria energética mundial. Les preguntamos sobre lo que se necesitaba en cuanto a los marcos regulatorios y normativos que incentivan a invertir en un futuro energético sostenible. Esto nos llevó a un grupo de claras recomendaciones que en 2013 presentamos a unas sesenta entidades responsables de las políticas energéticas nacionales.

 

Hemos logrado involucrar a la industria privada y al sector público, e identificado las prioridades para actuar. Una de las conclusiones a la que llegamos es que también necesitábamos llegar a la comunidad financiera. Sobre la base de esa retroalimentación, este año hemos contactado a bancas de inversión, bancos y organizaciones internacionales que promueven el desarrollo para así incluir sus recomendaciones.

 

Ahora que hemos tenido en cuenta los tres grupos de recomendaciones podemos ver que hay muchas recomendaciones en las cuales los tres grupos concuerdan. También hay fuertes indicadores de donde no hay puntos de encuentro, que es un asunto muy útil de entender, si vamos a seguir adelante.

 

¿Todos los grupos partícipes están interesados en formar parte de este proceso?

 

Con todos aquellos con quienes hemos hablado han sido muy francos y abiertos. Los tres grupos han estado muy agradecidos con el Consejo Mundial de Energía a medida que los hemos reunido y valoran bastante los datos y el análisis que les proporcionamos.

 

El Consejo Mundial de Energía es una fuerza única en la consecución de la sostenibilidad energética, ya que puede actuar como un agente honesto y desinteresado. El consejo puede hacer eso, pues cuenta con un análisis de calidad, además de poder dialogar con empresas y gobiernos desde una perspectiva imparcial.

 

¿Por qué Colombia fue elegida como sede de este evento?

 

La razón por la cual Colombia fue escogido para ser el anfitrión del evento de este año es que el país ha tenido una participación muy activa en el Consejo Mundial de Energía, lo cual ha contribuido significativamente con nuestro trabajo.

 

Colombia se desempeña muy bien en el índice y cuenta con la mejor clasificación a nivel mundial para un país de ingresos medios. Subir ocho lugares en el ranking de este año es un logro destacable.

 

Una de las cosas que Colombia ha hecho de forma proactiva es que realmente ha mejorado mucho la calidad del suministro eléctrico y la estabilidad de los precios de la electricidad, lo cual se puede atribuir al marco regulatorio que se viene implementando.

 

Debido a que el combustible no recibe subsidios considerables, los ahorros creados por los bajos precios del petróleo a nivel mundial se podrían trasladar al consumidor.

 

¿Cree que Colombia puede seguir mejorando en el ranking?

 

El ministro de Minas y Energía ha dicho que están dispuestos a seguir avanzando y podemos ver los programas que ponen en marcha para que esto suceda.

 

Todavía hay personas que no tienen acceso a la electricidad y el Gobierno quiere seguir aumentando el acceso, pero cuando se llega al punto de que se trata de un pequeño porcentaje de personas que no tienen acceso a la electricidad, esto se hace cada vez más difícil. A menudo se encuentran en zonas remotas donde es un verdadero reto llevar la red eléctrica, pero tal vez se puedan explorar soluciones por fuera de la red o utilizando infraestructuras más pequeñas.

 

Me dio la impresión de que los responsables de las políticas del país están decididos a resolver estos problemas. Si lo hacen, Colombia puede continuar subiendo la clasificación mundial, a pesar de que el país ya está muy por encima de lo que se podría esperar, teniendo en cuenta la dimensión de su economía.

 

Si fuéramos a tener un evento como este en cinco o diez años, ¿cómo esperaría que el escenario energético aquí en Colombia se hubiese desarrollado?

 

Esperaría que Colombia hubiese mantenido su buen desempeño en cuanto a seguridad energética y sostenibilidad medioambiental. También esperaría que hubiera acceso a servicios de energía limpia asequible para todos en el país. Si el país lograra alcanzar esto entonces probablemente subiría en el ranking.

 

Sin embargo, espero que el campo de juego se haya vuelto más difícil y competitivo, a medida que los países de todo el mundo también mejoran.

 

Los países deben sentir que si no hacen nada, van a caer de nuevo en el índice, debido a que otros están mejorando. Es por eso que esta es una herramienta tan poderosa.

 

Si fuéramos a tener un evento como este en cinco o diez años, ¿cómo esperaría que el escenario energético aquí en Colombia se hubiese desarrollado?

 

Esperaría que Colombia hubiese mantenido su buen desempeño en cuanto a seguridad energética y sostenibilidad medioambiental.

 

También esperaría que hubiera acceso a servicios de energía limpia asequible para todos en el país. Si el país lograra alcanzar esto entonces probablemente subiría en el ranking.

 

Sin embargo, espero que el campo de juego se haya vuelto más difícil y competitivo, a medida que los países de todo el mundo también mejoran. Los países deben sentir que si no hacen nada, van a caer de nuevo en el índice, debido a que otros están mejorando. Es por eso que esta es una herramienta tan poderosa.

Descargue Última Edición