Los ciclos bursátiles y el futuro del precio del crudo

Submitted by admin on Thu, 10/17/2013 - 17:27

 

 

Por: Juan David Ballén Ramírez, Analista Senior de Renta Variable, Alianza Valores SCB

 

Los analistas del mercado en general tienden a pensar en el petróleo como un activo que depende de quienes lo necesitan, demandan, y quienes lo vende y producen. A diferencia de ellos, en Alianza creemos que quienes determinan en gran medida el destino del precio del crudo son los especuladores.

 

Desde 2010 los precios de los commodities se han visto presionados al alza, pero, desde nuestro punto de vista, prevemos que en los próximos dos o tres años los agentes especuladores, que se han mantenido muy activos hasta el día de hoy, se retirarán y centrarán su atención en los mercados de acciones.

 

La teoría

 

Cada vez que el precio del petróleo sube, y sobretodo recientemente dentro de un marco claro de debilidad de los países emergentes (China, Brasil e India), los analistas y las agencias de noticias mundiales relacionan estos movimientos con algo que todos podamos entender fácilmente, generalmente alguna explicación relacionada con:

 

i) Crecimiento económico: Al ser la principal fuente de energía mundial, una mejora en el panorama de crecimiento económico mundial implicaría una mayor demanda de crudo y sus derivados.

 

ii) Conflictos geopolíticos: En la actualidad, la posible intervención y ataque de EE.UU. a Siria, que aunque no es un país productor de petróleo, tendría implicaciones políticas en Irán, Rusia, China, dificultando la oferta de crudo y presionando los precios al alza.

 

iii) La Opep: La disminución de inventarios y dictámenes de objetivos de producción por parte de la Opep, quienes controlan el 40% de la producción mundial de petróleo.

 

Las mismas historias suelen ser aplicadas, pero en sentido contrario, cuando los precios disminuyen.

 

Nuestra visión

 

La historia de los mercados bursátiles nos ha revela que en los mercados desarrollados se presentan ciclos, estadísticamente significativos, que tienden a durar 17 años en promedio, en los cuales la mitad del tiempo, denominado mercado secular bajista, las acciones se mantienen estables o a la baja y la demanda de commodities se incrementa, como por ejemplo lo sucedido entre 1930 a 1945 y 1965 a 1982, cuando el oro se llegó a valorizar en 1.800% y el petróleo negociarse por encima de los US$100/barril. La otra mitad del ciclo, denominado mercado secular alcista, se caracteriza por que las acciones se mantiene al alza y hay poco apetito por commodities, como entre 1947 a 1965 y 1985 a 2000, cuenado el petróleo llego a negociarse entre US$20 y US$40/barril.

 

Lo preocupante es que actualmente estamos a finales de un ciclo secular bajista que tuvo sus inicios en el 2000, que nos indica que el precio de los commodities deberían caer, como de hecho sucedió con el oro, el cual acumula una caída del 40% desde su máximo histórico en US$1921/onza registrado en septiembre de 2011 a hoy, pero que otros commodities, como el petróleo, aún falta por hacer.

 

¿Qué es lo que ha sucedido?

 

Después de la crisis financiera en EE.UU. y Europa, los Bancos Centrales disminuyeron a mínimos las tasas de interés e implementaron políticas de inyección liquidez para incentivar el crecimiento económico. En ese mismo momento también entraron en juego los agentes especuladores, quienes aprovechando toda esa “plata barata”, invirtieron en activos de alto riesgo, como los commodities, generando presión al alza los precios.

 

El nuevo panorama

 

Hoy en día se habla que la desaceleración económica en Estados Unidos ya toco fondo, y que todas esas ayudas que se implementaron hace varios años iniciarán a ser desmontadas. Bajo este escenario, el componente especulativo en los commodities se revertirá y se centrará en el mercado de acciones de países desarrollados, dando origen así al próximo ciclo secular alcista en acciones.

 

Lo anterior implicaría que el precio del crudo cayera hasta los US$40-US$60/barril, escenario aterrador dado los precios actuales, pero que revisando la historia ya hemos vivido. En 2007, antesala a la crisis financiera, el precio del crudo llegó a cotizarse irracionalmente a US150/barril, previo a un desplome del 70% hasta los US$40/barril.

 

Precisamente un crudo cercano a los US150/barril, nivel insostenible que según firmas globales como Capital Económicas implican un 1% menos de crecimiento mundial del PIB, será el detonante de su eventual caída.

 

 

Descargue Última Edición