Las oportunidades de negocio potencian cuantiosas inversiones de proveedores locales

Submitted by admin on Thu, 10/10/2013 - 13:45

 

Con una inversión superior a los US$2 millones, la empresa de metalmecánica Forjas Bolívar busca avanzar en el fortalecimiento y tecnificación de su producción para así aumentar su capacidad de entrega y fortalecer la oferta para el sector minero-energético. Augusto Gómez (A.G.), gerente general, y Miguel Muñoz (M.M.), gerente de planta de Forjas Bolívar, respectivamente, hablan sobre las oportunidades que ve la empresa en esta industria.

 

¿Cuál es la experiencia de Forjas Bolívar en el mercado minero-energético?

 

A.G.: Somos una empresa con 40 años de experiencia y específicamente en el sector minero-energético estamos participado desde hace una década, aproximadamente. Esta es una industria con grandes oportunidades de negocio y hoy representa el 20% de nuestros ingresos.

 

¿Cuáles han sido los principales proyectos en los que han participado?

 

A.G.: El más importante de los últimos tres años es, sin duda, la ampliación de la Refinería de Cartagena (Reficar), a través de la firma Chicago Bridge and Iron (CB&I). Para nosotros es muy importante figurar como proveedores de piezas de hierro para maquinaria pesada de una de las obras de infraestructura más ambiciosas del país y cuya inversión alcanza los US$3.892 millones. A la fecha, hemos entregado productos por el orden de US$5 millones entre tornillos y pernos de anclaje, entre otros. Estos superan las 60.000 unidades o 400.000 toneladas. Además de Reficar, suministramos las cadenas para anclajes de las boyas de los terminales costa afuera de Ecopetrol–Coveñas, participamos en la ampliación del oleoducto Caño Limón-Coveñas con la firma Oleoducto Central S.A (Ocensa) y en el aumento en la capacidad a 560.000 barriles diarios de esta línea.

 

¿Tienen previstas inversiones para poder atender mejor a este mercado?

 

M.M.: Para el 2013, tenemos un presupuesto superior a los US$2 millones para la adquisición de maquinaria nueva, como un brazo robótico para soldadura y un torno de control numérico por computadora (CNC) de alta presión y gran capacidad que nos permitirá hacer ejes hasta de 5 metros de longitud y de 1,6 metros de diámetro, tubería petrolera de hasta 10 pulgadas de diámetro, rodillos para laminación y bridas forjadas de altos diámetros, entre otros. Parte de este presupuesto será invertido en la ampliación de nuestra planta de tratamientos térmicos, lo que nos permitirá duplicar la capacidad de productos en aceros tratados térmicamente.

 

¿Cómo está Forjas Bolívar en el sector?

 

A.G.: Nuestra capacidad técnica, soporte y el servicio posventa nos convierten en una de las mejores empresas metalmecánicas del país. Además, somos muy rigurosos con nuestros proveedores y la materia prima que llega a nuestras plantas. Gracias a nuestros procesos de certificación y chequeos mecánicos, nos aseguramos de que nuestros clientes reciban un producto de alta calidad.

 

¿Qué oportunidades ve Forjas Bolívar en el segmento de hidrocarburos para los próximos años?

 

A.G.: Tenemos una muy buena perspectiva sobre las oportunidades futuras asociadas a esta industria. El crecimiento del sector los últimos años ha sido significativo y esperamos que su dinamismo se mantenga por un largo periodo. En este orden de ideas, seguiremos trabajando por ser una empresa más competitiva que entregue soluciones completas a nuestros clientes. Además de fortalecernos para atender al mercado local, queremos llevar nuestras soluciones en la materia a países como Ecuador, Bolivia, México, y El Salvador.

Descargue Última Edición