Juntando esfuerzos por una educación de calidad

Submitted by admin on Thu, 11/06/2014 - 13:24

 

 

Es muy grato ver el reconocimiento que se le ha dado a la intervención de la enseñanza, durante todas las etapas de la vida. En la Fundación Pies Descalzos reconocemos a la educación de calidad como un derecho fundamental y como una herramienta que les permitirá a niñas, niños y jóvenes, adquirir y fortalecer sus destrezas y talentos, así como afrontar desafíos y alcanzar condiciones para mejorar su calidad de vida y la de sus comunidades.

 

 

Son ya diez años de trabajo, desarrollando acciones para fortalecer la calidad de la educación pública en Colombia y acompañando a instituciones en algunas de las zonas más vulnerables del país, donde implementamos un modelo de intervención en el que la escuela además de ofrecer educación de calidad se convierte en un centro de desarrollo comunitario. En la actualidad, hacemos presencia en el corregimiento barranquillero La Playa, en la Comuna 6 de

Quibdó, en el sector de Lomas del Peyé en Cartagena y en Altos de Cazucá, municipio de Soacha. En total, se han atendido a más de 6.000 estudiantes y 67.000 habitantes de estas comunidades.

 

 

Vemos avances significativos durante estos años, pero somos conscientes de que el trabajo en educación requiere compromiso, constancia y es una carrera de largo aliento. Por lo tanto, reconocemos la necesidad de articular esfuerzos para contribuir con el desarrollo de las comunidades más vulnerables.

 

 

La intervención de Pies Descalzos siempre ha sido pensada como el resultado de una suma entre los sectores público y privado, y la academia como pilar fundamental. En este tiempo hemos contado con el apoyo de aliados importantes, muchos de ellos provenientes del empresariado, cuyo papel ha adquirido más preponderancia recientemente.

 

 

El sector privado y la construcción de una sociedad más equitativa

 

 

Enfoques como el de valor compartido, desarrollado en distintas publicaciones por el profesor Michael Porter y el del filantro-capitalismo, desarrollado por Matthew Bishop y Michael Green en su libro sobre este tema, ponen sobre la mesa la discusión sobre el papel de las empresas en el desarrollo y sus aportes en el mejoramiento de la calidad de vida de los más pobres. Estos y otros argumentos aportan elementos a esta reflexión y nos sirven para plantear algunas preguntas sobre el tema:

 

 

• ¿Es posible afirmar que el apoyo a proyectos de desarrollo entregado por el sector privado en Colombia está pasando de ser una acción benéfica tradicional para convertirse en el apoyo a propuestas donde empresa y comunidad se benefician?

• ¿En el sector privado hay un interés generalizado por apoyar proyectos relacionados con la educación?

• ¿Qué tipo de estrategias se deben implementar para lograr una articulación efectiva entre el sector privado y las organizaciones que lideran proyectos de desarrollo relacionados con la educación?

 

 

Estos y otros interrogantes pueden contribuir en la discusión y generación de propuestas para fortalecer la cooperación con el sector privado a favor de la educación. En la actualidad, hay casos exitosos de compañías en distintos lugares del mundo, las cuales están comprometidas con este propósito. Por ejemplo, en los Estados Unidos hay una empresa que enfoca sus aportes en el apoyo a la enseñanza de las matemáticas y las ciencias. Los ejecutivos de esta compañía manifiestan que su interés es contribuir con el desarrollo de competencias en estas áreas porque les pueden ayudar a niñas, niños y jóvenes para superar la pobreza, al tiempo que los capacitan para acceder a la educación superior y quizás, en el futuro, a trabajar en la misma empresa.

 

 

Hay otros casos como el de las empresas de tecnología, que utilizan de forma intencionada sus dispositivos para crear y compartir contenidos con comunidades que enfrentan dificultades de acceso a la educación y la formación.

Así como estos ejemplos, se pueden seguir enumerando casos de éxito en los que el aporte del sector privado está contribuyendo con el mejoramiento de la calidad educativa.

 

 

Trabajando juntos por una nueva Colombia

 

 

En el caso de la Fundación Pies Descalzos, durante estos diez años de trabajo en el país, hemos desarrollado con éxito alianzas con muchas empresas de distintos sectores de la economía, las cuales han apostado a nuestro modelo de intervención. Estas compañías, además de apoyarnos con el financiamiento de actividades, nos han transmitido (a nosotros y a las comunidades que acompañamos) elementos propios de la dinámica del sector productivo. Vale la pena resaltar que las herramientas del mundo corporativo no son contrarias a las de una institución educativa o a las de una comunidad. Por el contrario, estas perspectivas han sido determinantes en la consolidación de procesos como el fortalecimiento de la administración de las instituciones educativas, el mejoramiento de las prácticas de docentes y directivos, la planeación y estructuración de procesos en todas las áreas, así como el seguimiento, monitoreo y evaluación de las actividades, entre otros.

 

 

El trabajo conjunto entre el sector privado y la Fundación Pies Descalzos ha sido uno de los elementos determinantes del éxito que hemos alcanzado durante nuestra labor en Colombia. Esta sumatoria de esfuerzos nos permitió fortalecer nuestra estrategia y generar impactos mayores. El recorrido y los logros alcanzados nos llenan de optimismo para seguir trabajando unidos por la apuesta en la educación, pues este es el elemento fundamental para avanzar en la construcción de ese país que todos soñamos.

Descargue Última Edición