El crecimiento de las fusiones y adquisiciones en el sector de petróleo y gas

Submitted by admin on Tue, 12/17/2013 - 11:26

 

 

El creciente interés de algunas grandes petroleras en retomar su exposición al país, la consolidación y la profesionalización del segmento de servicios petroleros y una mayor participación de compradores de perfil financiero, como fondos de capital privado y fondos globales especializados en energía, han dinamizado la consolidación empresarial.

 

En el terreno internacional, según un informe de la consultora Deloitte1 sobre la actividad de fusiones y adquisiciones en la industria petrolera, el número total de transacciones internacionales realizadas a durante el primer semestre de 2013 experimentó una caída del 29% frente al mismo periodo de 2012, es decir, una reducción de 240 transacciones, explicada en gran parte por el débil comportamiento de la economía global y su efecto sobre la demanda futura de petróleo.

 

La mayor caída se reportó en el segmento de exploración y producción, que pasó de 263 a 162 transacciones comparando el primer semestre de 2013 con el mismo periodo de 2012, y que no alcanzó a ser compensada por un mejor desempeño del segmento de servicios petroleros, que evidenció un incrementó de 39 a 51 transacciones.

 

Colombia, un país con una dinámica extraordinaria 

 

Aún con el comportamiento en otras jurisdicciones, el interés por Colombia sigue siendo alto, especialmente comparado con otros países de la región, a pesar de su tamaño y rol todavía limitado en el ámbito internacional en temas petroleros. De hecho, según datos de Capital IQ, en 2012 y lo corrido de 2013, Colombia es el país que más transacciones del segmento de exploración y producción ha reportado en Latinoamérica con 17 operaciones, seguido por Argentina con 11 y Brasil con 8.

 

Muestra de ello es el regreso al país de grandes petroleras como ExxonMobil, Shell y ConocoPhillips, así como la presencia de grandes jugadores de origen asiático, con apuestas importantes en los hidrocarburos no convencionales en el Valle Medio del Magdalena, la exploración costa afuera en la región Caribe y la búsqueda de nuevos recursos en la frontera geológica de la cuenca de los Llanos. Su entrada ha causado que otras grandes petroleras se fijen en el país y muy seguramente estaremos viendo aterrizar a estos operadores en un corto plazo.

 

Como es común en el segmento de exploración y producción, la proporción de transacciones reportadas en Colombia que involucran activos ha superado ampliamente a las transacciones de nivel corporativo, representando desde 2008 alrededor de dos tercios del total. Generalmente, este tipo de operaciones se desarrollan con el objetivo de diversificar el riesgo, como es costumbre en la industria petrolera mundial, o para dedicar sus esfuerzos en un área o concepto geológico en particular.

 

Sin embargo, para nadie es un secreto que la alta fragmentación que todavía existe en la industria debería llevar a un proceso de consolidación natural entre compañías, especialmente si se tienen en cuenta los compromisos de inversión que tienen algunos jugadores con la Agencia Nacional de Hidrocarburos, la mayor complejidad de obtener recursos financieros para cumplir los enunciados compromisos de inversión y el conocimiento especializado que se requiere para disminuir los riegos asociados con exploraciones más complejas. Asimismo, es claro que grandes jugadores como Ecopetrol seguirán desempeñando un papel importante en este proceso de consolidación, en la medida en que las metas de producción de este tipo de compañías serían logradas con una combinación de nuevos descubrimientos y adquisiciones.

 

Nuevos jugadores y retos inmediatos

 

Otra tendencia que vale la pena resaltar es el papel que están teniendo los fondos de capital privado y fondos de inversión globales especializados en energía y recursos naturales. Aunque algunos de ellos ya tenían presencia en el país desde hace varios años, la actividad reciente de fusiones y adquisiciones en Colombia se ha visto influenciada por una mayor participación de este tipo de compradores con perfil financiero. Estos fondos se caracterizan por buscar oportunidades con alto potencial de crecimiento y su especial interés se concentra esencialmente en los segmentos de servicios petroleros y midstream.

 

Asimismo, es importante reconocer algunos aspectos que podrían amenazar esta buena tendencia. La inversión en el sector durante los últimos dos años habría podido ser aún más alta sin el represamiento de licencias ambientales y los bloqueos de las comunidades en algunas regiones. Creemos que será importante resolver estos temas y así evitar que el gran interés que hay en Colombia se traslade a otras jurisdicciones.

 

En conclusión, creemos que la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector de petróleo y gas en Colombia continuará la tendencia creciente experimentada en 2012 y lo corrido de 2013. A su vez, las transacciones entre compañías en el segmento de exploración y producción jugarán un papel más relevante, la consolidación será el calificativo predominante en el segmento de servicios petroleros y los compradores con perfil financiero seguirán siendo relevantes.

 

 

 

Por: Andrea Aristizábal, Miguel Piedrahita y Juan David Piñeros, Cluster de Hidrocarburos y Minería del Grupo Bancolombia

 

Bancolombia tomó la decisión de formar un grupo de especialistas dedicados a la profundización del conocimiento de la industria. El equipo está formado por: Andrea Aristizábal, MBA del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; Miguel Piedrahita, MBA y master en Leyes del Instituto de Empresa de Madrid; y Juan David Piñeros, master en Economía de Mercados del Toulouse School of Economics.

Descargue Última Edición